Páginas vistas en total

miércoles, 22 de septiembre de 2010

49ª etapa Fátima-Arneiros das Milhariças

11 de Mayo de 2007

Distancia:                   39,16 Km
Asc. Acum. :              519 m
Desc. Acum. :            788 m
Altura máx.:               465 m
Altura min. :               54 m.
Tiempo de marcha total:                12 horas  45 minutos
Tiempo de marcha en movimiento:    9 horas 32 minutos
Velocidad media en movimiento:      4,6 km./h.
Dificultad:                              3 por la distancia
Valoración:                             7
Señalización:                          Señalizado con la marcación de los Caminos de Fátima con postes altos y flechas amarillas y azules en sentido Lisboa-Fátima o sea al contrario.

            He madrugado porque tenía la curiosidad de conocer la señalización de los Caminos de Fátima, ayer compré una guia que me servirá para llegar a Lisboa, aunque la señalización viene en sentido contrario al mío. Lo dicho, he comenzado la etapa a las 7:00 h. tomando la salida que anuncia el parque nº 11 y donde se encuentra el primer poste indicativo.
 Es una carretera secundaria que va entre eucaliptos, margino algunos caminos que salen a derecha e izquierda, paso bajo la autovía A-1 y dejo Motta do Martinho a la derecha, tomo la dirección Portela a la izquierda y poco después un camino de tierra a la derecha que penetra en un bonito bosque, este camino asciende hasta alcanzar otra carretera. Me doy cuenta que es muy complicado seguir una señalización colocada en dirección contraria. Llego a la carretera y no se si tomarla a la izquierda o a la derecha, hago una pequeña deducción y tomo a la izquierda, acerté, sigo ascendiendo por esta carretera que no tiene nada de trafico, llego a un cruce de carretera y pistas y tomo a la izquierda una pista de tierra batida muy agradable y que poco a poco me lleva entre un bosque de pinos y helechos hasta Geisteira. Mi camino gira a la derecha a la entrada del pueblo bordeándolo por la derecha pero entro en el pueblo por si hay posibilidad de toma un café, en una pequeña plaza con un nogal en el centro, hay un bar a la salida del pueblo pero no se encuentra en mi camino, salgo y encuentro enseguida la señalización, cruzo una carretera, una charca al lado del camino a la derecha y continuo de frente por un buen camino de tierra, que hay que seguir de frente, yo me equivoqué girando a la derecha y ascendí a una cumbre y estuve dando vueltas durante una hora hasta que me di cuenta que no era mi camino. Sigo la pista de tierra que se convierte en carril un poco más adelante, sigo una zona de helechos y monte bajo, cruzo con los primeros peregrinos del día que se dirigen a Fátima. Dejo mi camino y tomo otro a la derecha en ascenso que desemboca en una carretera nueva que utilizan los camiones de una gran cantera que tenía a mi derecha. Cruzo la carretera y continuo por un camino protegido por un muno de piedra a la izquierda. Sigo a media ladera con bonitas vistas a la izquierda, al fondo circula la autopista A-1, al frente la sierra de San Antonio y que tengo que cruzar al otro lado. Aparece Covao do Coelho a la izquierda, y al fondo Minde. Llego a un carreterín asfaltado que tomo a la izquierda para entrar en Covao do Coelho donde hago una parada en un bar para desayunar e intento localizar mi documentación en Quinta de Falcao, pero por lo visto las compañias de telefono de Portugal son independientes, cada una tiene un número de información y luego están separados por Concelhos, al final nadie consigue localizar el número de la residencia, así que recurro al amigo Pepe Ynat que tenía que estar aquí y que no ha podido por motivos de trabajo, para esto tiene buena mano, y al poco tiempo me lo tenía solucionado, logró hablar con ellos y mandarán la documentación a casa. Salgo de Covao do Coelho, tomo una carretera en descenso para llegar a Minde, por el camino cruzo con varias procesiones de peregrinos que con sus cánticos y rezos se dirigen a Fátima, no están acostumbrados a caminar y suben agotados. En Minde tienen un dialecto que es el mindrico que lo utilizan los comerciantes para sus transacciones comerciales.
A la salida de Minde llego a la iglesia y al cementerio, lo bordeo por la derecha y al pasar por la tapia tengo que estar atento porque sale un senderito a la derecha que comienza a subir a la sierra de San Antonio. Poco a poco voy dejando atrás los pueblos pasados recientemente y más lejano Mira de Aire. Llego a una carretera que tomo a la izquierda y que me lleva a la cima donde hay una zona del PNSAC con mesas y basrbacoas, me siento a descansar y oigo los cánticos de un grupo de peregrinos que suben por el otro lado de la sierra, cantan y rezan con gran solemnidad, los escucho un poco alejado del grupo. Todos los grupos vienen con sus furgonetas y coches de apoyo y de la furgoneta de apoyo de este grupo comienzan a sacar calderos y ollas y se ponen a preparar la comida y a montar unos caballetes que utilizarán como mesas para servir la comida.
 Un sacerdote brasileño Joao Paolo, se me acercó a preguntarme si iba a Fátima, le dije que mi aventura era muy diferente, así y todo me invitaron a comer con el grupo: una sopa de verduras y un plato de pasta con carne y pescado acompañado de un zumo de naranja. Joao Paolo me invito al llegar a Lisboa a una ducha antes de volver a España.
 Después de un largo descanso, me despido del grupo y comienzo a descender por una zona de lapiaz que llega a una carretera cerca de Covao do Feto, hemos dascendido al valle de Azinheira en el Parque nacional das Serras de Aire y Candereiras.
Cruzo Covao do Feto en descenso y tomo una aburrida carretera que me lleva a Monsanto, en el departamento de Alcanema, no confundir con Monsanto en el departamento de Idanha a Nova, mucho más interesante que este Monsanto donde destaca una iglesia del Espiritu Santo, con un pequeño parque en su entrada y con una curiosa fuente artificial de esas que se utilizan en las oficinas y que dan el agua fría y natural y tienen sus vasos de plastico a un costado.
 Me siento en un banco cerca de la fuente y tomo varios vasos de agua fresca, los peregrinos siguen pasando, yo salgo de Monsanto por la carretera y tomando al final del pueblo un camino a la izquierda, hay que estar atento a este giro, pues la señal está muy escondida. El camino desciende al valle del Alviela que vamos dejando a la derecha para cruzar el río Alviela poco después en una zona preparada para baños. Ahora llevamos el Alviela a la izquierda hasta llegar a una carretera principal que se dirige a Amiais de Baixo y que abandonamos después por otra a la izquierda que se dirige a Mihou, veo un pueblo al fondo que es Cha de Cima que es al que me dirijo. Dejo la carretera de Miohu por un camino a la derecha, a la entrada del pueblo hablo con un pastor que me da unas indicaciones. Cruzo el pueblo y salgo por el camino de los molinos, voy por una cumbre con bonitas vistas del valle a la derecha y con mi destino al fondo, Arneiro das Milhariças.
 Llego a los molinos, merece la pena hacer una parada, olivares y pinos bravíos me acompañan. Desciendo de los molinos por un carril para llegar  a Arneiro donde pregunto por un alojamiento, al principio me dicen que no hay, pero luego me indican una casa rural que alquila habitaciones “Casa do primo Basilio” una casona antigua con piscina y que los dueños, un matrimonio mayor, se vuelcan en atenderme. Me doy una buena ducha y salgo a cenar algo al café “Convivio” cercano a la iglesia, muy bien y barato, después de un rato de charla me voy a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario