Páginas vistas en total

miércoles, 22 de septiembre de 2010

48ª etapa Quinta de Falçao-Fátima

10 de Mayo de 2007

Distancia:                   39,79 Km
Asc. Acum. :              572 m
Desc. Acum. :            417 m
Altura máx.:               365 m
Altura min. :               30 m.
Tiempo de marcha total:                10 horas  26 minutos
Tiempo de marcha en movimiento:    8 horas 52 minutos
Velocidad media en movimiento:      4,8 km./h.
Dificultad:                              4 por la distancia
Valoración:                             6,5
Señalización:                          Sin señalizar

            He dormido bien en Residencial “El Ninho de Falçao” con un pequeño problema incluido, y es que me he dejado la documentación, así que voy caminando por Portugal sin documentación, espero no tener problemas, espero que me la envíen a casa, de todas formas llamaré para que lo hagan. La partida ha sido a las 6:35 horas y después de tantos días de calor, la mañana ha salido con niebla. Para ir a Tomar se puede ir de dos maneras: continuando por la carretera que llegué ayer, o por otra que sale frente al residencial, yo opto por la segunda, anoche me dijeron que era más rápido. Aprovecho el frescor de la mañana para disfrutar a pesar de ir por carretera. A mi izquierda llevo el río Navao, paso bajo la N-3 a ambos lados hay viviendas de fin de semana y que cambian el paisaje desde que pasé por Martinchel.
 Llego a Tomar, me recibe la Iglesia de Ntra. Sra. dos Olivais, y a la entrada los bomberos, que en Portugal son toda una institución, me indican la carretera que tengo que seguir para llegar a Fátima, yo les digo que quiero coger caminos o carreteras secundarias, así que al final hago lo contrario a lo que me dicen (en un momento dado me arrepentiré). Paro en una cafetería para tomar un café y una palmera, luego recorro las calles del barrio antiguo y hago algunas fotos. La salida de Tomar la hago por la Rua de Leiria en ascenso, a mi izquierda tomo una buena panorámica del castillo de Tomar. Entre carreterines asfaltados y caminos  de tierra batida voy evitando la carretera principal, los principales problemas son los perros, pero están encerrados y no presentan peligro.
 Me acompañan las señales de un sendero, al principio no soy capaz de ubicarlo pero al llegar a un bonito acueducto veo que el sendero era para llegar a él, el acueducto dos Pegoes. A mitad del acueducto la carretera llega a un cruce y tomo a la derecha dirección Brasoes y Carrigueira y que poco después en un siguiente desdoblamiento de la carretera, tomo dirección Brasoes y abandono la dirección de Carrigueira. Cruzo Brasoes y desemboco en una carretera principal, tomo a la derecha dirección Longra, pero enseguida la abandono por un camino a la izquierda que sigo poco tiempo para tomar otro a la derecha volviendo a desembocar en la misma carretera. Al siguiente cruce vuelvo a abandonarla por otra carretera secundaria que se dirige a Casal das Cercas y Casal Carvalhal. Poco después tomo un camino de tierra que sale a la aldea de Fagulos, un bar a la izquierda “As Charruos” lo dejamos antes de cruzar la vía de ferrocarril, y por asfalto llego a Fungalvaz. Dejo la carretera por un camino a la derecha que asciende, hago una paradita para descansar y continuo por una zona irregular de monte bajo, que después de pasar un olivar y un deposito metálico desemboca en la carretera N-345. En una zona de curvas y de monte, tomo un carril a la izquierda, gran error, debería haber seguido la carretera hasta Lagoa da Foradoura y desde aquí por un camino hasta Outeiros das Matas.
 Mi camino desemboca en un cauce seco encajonado en un monte cerrado donde la vegetación ocupa casi todo el cauce, tenía que haberme vuelto pero después de un angustioso kilómetro salgo a un sendero que me lleva a una finca privada, con buenos perros que me cuesta convencer para que me dejen salir, el dueño no está y tiene las puertas cerradas por lo que tengo que abrir para salir de la finca, las paredes son altos muros de piedra y las puertas son grandes portalones de madera al estilo de Parque Jurasico. A la salida tomo a la derecha para llegar al camino que me lleva a Outeiro das Matas, entro por Rua das Quintas, hago un descanso y bebo agua.
Continuo por una agradable pista de tierra en zona de cereales y olivos, vuelven a aparecer las viviendas de fin de semana, tomo un camino de tierra batida que finaliza en un santuario dedicado a la Virgen de Fátima donde hay una pequeña zona de descanso y una fuente. Un agradable sitio para descansar, beber agua fresca y comer algo, sobre un banco una pequeña siesta. Desde el santuario llego a Casal de Sta. Maria en 500 m. ahora tengo dos opciones o subir por el fondo del valle que no se en que condiciones se encuentra, ya he tenido hoy una mala experiencia, creo que no habría problemas pero decido ascender por la carretera, me quedan cinco kilómetros para llegar a Fátima y no me apetece complicarme la vida. Asciendo el repecho hasta Cabeça Alta, menos mal que repuse en la fuente que sirvió para darme fuerzas,  a estas alturas del día ya pesan los kilómetros.
 Llego a un cruce y tomo a la derecha en dirección al pueblo de Fátima, donde se encuentra la iglesia Matriz, zona de conferencias, grandes zonas de aparcamiento, etc. Desciendo suavemente a la zona de la basílica que es realmente el pueblo de Fátima, hay gran movimiento, el domingo día 13 se celebra el día de la Virgen y van acudiendo peregrinos de todas partes, se espera que lleguen medio millón de peregrinos. Encuentro alojamiento de milagro pues casi todo está ocupado pero a partir de mañana viernes.
 Me alojo en la residencia de Julio Reys, me doy una relajante ducha y me voy a dar una vuelta, es impresionante la zona de la explanada de la basílica, con gran cantidad de enfermos y peregrinos rezando y pidiendo para ellos y para sus familiares. Ceno en el restaurante “Arcos de Fátima” al lado de mi residencia, muy bien por cierto, me han dicho que de noche hay procesiones, pero estoy cansado y prefiero dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada