Páginas vistas en total

sábado, 18 de septiembre de 2010

47ª etapa Maçao-Quinta de Falçao

9 de Mayo de 2007

Distancia:                   46,31 Km
Asc. Acum. :              675 m
Desc. Acum. :             800 m
Altura máx.:               308 m
Altura min. :               44 m.
Tiempo de marcha total:                12 horas  45 minutos
Tiempo de marcha en movimiento:    10 horas 31 minutos
Velocidad media en movimiento:      4,8 km./h.
Dificultad:                              4 por la distancia
Valoración:                             6 desde Sardoal por carretera
Señalización:                          Sin señalizar

            Después de trasnochar, una superetapa de 46 kilómetros. Esta mañana he arrancado a las 7:00 horas, sin comer nada antes de partir, he tomado la carretera de Peñascoso, a la  salida de Maçao muchos chalets de gente por encima de la clase media, cruzo la rivera de Carregueira por el puente Cadouro, muchos eucaliptos quemados a ambos lados, aunque ya se ven los nuevos brotes en su base. En la curva dos Pinheiros, hay un cartel del programa Leader que se dirige a San Bartolomé 0,8 km..
 Entro en Peñascoso y desde aquí quiero llegar a Lercas, entro antes en un bar y tomo un café y pregunto por mi camino, me dicen que no hay camino a Lercas, así que tengo que buscar alguna forma de llegar. Tomo la carretera de Abrantes y tomo un carreterin asfaltado donde hay unos naranjos, cruzo una nueva carretera y me meto en un camino de tierra en descenso hasta unos huertos donde el camino finaliza en una torrentera, cruzo la torrentera y tomo un carril medio perdido a la izquierda siguiendo la torrentera, giro a la derecha y me meto en un cortafuegos que se convierte en una autopista, llego a un cruce y giro a la izquierda, uno de los errores del día, el camino termina en uno de los profundos valles de la zona por lo que tengo que regresar al cruce y tomar a la derecha, lo sigo, al fondo veo un pueblo que al principio pienso que es Lercas
 pero luego compruebo que no, mi camino desemboca en la N-554 y entro en el pueblo que divisaba anteriormente que se llama Queixoperra, vaya nombrecito,en medio del pueblo un cruce de carreteras, tomo a la izquierda y comienzo a ascender hasta el Alto de Queixoperra, donde un cartel de los Leader me indica a Lercas, tomo el camino y segundo error pues el camino se desdobla poco después en varios caminos entre valles donde unos se dirigen a unas laderas, otros a otras en medio de bosques vírgenes que aún no han sido maldecidos por los incendios. Ante tanta confusión, retorno al Alto de Queixoperra y continuo por la carretera a pesar de que el camino es muy bonito entre pinos, madroños, dedaleras etc. La carretera me lleva a un cruce principal de carreteras y pistas y frontera de concelhos, entrando en el concelho de Sardoal. Tomo una de las pistas del cruce, un campesino con un tractor me indica que si tengo algo de idea el camino es bueno, llego a un cruce y sigo de frente, bonitos bosques de pinos, aunque se ven en medio de los helechos secos algunas botellas que serán como mecheros cuando suban las temperaturas en verano en esta zona central de Portugal. Llego a una casa y el camino de tierra se transforma en alquitran y en 500 m. desemboca en la carretera donde se encuentra la aldea de Vale do Formoso,
 tomo otra carretera a la izquierda que se transforma de nuevo en carril de tierra, mi camino gira a la izquierda aunque podía haber seguido de frente, pero no me arrepiento, pues es precioso, siguiendo una rivera hasta un embalse y continuando por el camino que sigue paralelo a uno de los brazos del pantano entro en Palhota, donde hago un descanso, bebo agua y como un poco, no falta la crema que me está salvando de morir achicharrado. Continuo por un carreterín asfaltado hasta llegar a Entrevinhas. Salgo a la carretera pero enseguida tomo un camino a la izquierda paralelo a la carretera donde encuentro una gran explotación de viñedos y su bodega, salgo a un cruce y tomo la carretera de Sardoal. Al llegar a Sardoal, hago un alto en uno de los bares, tomo mis coca colas correspondientes para reponer y comento con los clientes y el camarero mi destino. Pretendo llegar a Martinchel pasando por Paul que se encuentra al sur, todos me dicen que no debo ir a Paul que debo ir en dirección norte a San Simao, todas mis formulas para llegar a Martinchel se vienen abajo y esta vez decido hacerles caso, no llevo mapas de la zona ni tracks en mi gps ni nada, así que me guío por la intuición.
Me meto en un camino que atraviesa un bosque de pinos, luego llega a una zona de mimosas y desemboco en una carretera que se dirige a San Simao, por el que paso de largo aunque debía haber llenado mi cantimplora pues llevo poca agua, asciendo hasta un cruce, tomo a la izquierda hasta llegar a Carvalhal, no es necesario entrar en el pueblo pero al no llevar agua, decido entrar por si hay alguna fuente. Un paisano me lleva a su casa y mientras llena mi cantimplora, me ofrece un zumo de naranja natural en una jarra de medio litro que me supo a gloria. A la salida del pueblo paro en el bar y tomo una coca cola con una bolsa de patatas fritas, la carretera N-358 me lleva directamente a Martinchel así que la tomo, no conozco otro camino y hace mucho calor, así que me atraco de carretera y llego a Martinchel para dormir en un camping que hay a la salida pero resulta que está cerrado, mi gozo en un pozo, tomo un café con un bocadillo en un bar pensando en que hoy toca dormir en el saco y nada de ducha, el camarero me indica que en Quinta de Falçao hay una pensión, no cae en mi camino en dirección a Tomar, pero cae en otro también dirección Tomar, así que me armo de valor y cojo el camino. Entre Sardoal y Martinchel el camino es confuso, no es aconsejable ir en dirección sur para luego tomar al norte pero el camino que yo he elegido creo que tampoco es bueno, debe de encontrarse un camino intermedio donde no se pise tanto asfalto, que se vaya mas en línea recta y no necesitemos llegar a Carvalho.
Cruzo el barragem de Castelo do Bode y continuo por la carretera, ya no busco complicaciones a estas horas de la tarde así que en poco más de una hora llego a Quinta de Falçao donde se encuentra la pensión Residencial “El ninho de Falçao” un buen sitio para dormir y una excelente cocina, lo mejor del día. Después de la cena me meto en la cama, son las 23:30 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario